Artículos de Interés

¿Buscas #empleo? Utiliza todos estos Recursos. Aprovecha Internet.

Interesante artículo de búsqueda de empleo obtenido de la página del Ayuntamiento de Burgos

¿Buscas empleo? Aprovecha Internet

Si estás buscando empleo (porque te encuentras en paro o deseas mejorar tus condiciones laborales), no olvides que Internet y sus redes sociales pueden resultar de gran utilidad.

Buscadores

Resulta evidente que Internet ofrece potentes herramientas para la búsqueda de empleo, aunque tal vez no seamos capaces de explotarlas con eficacia. Por ejemplo, son numerosos los servicios existentes para la búsqueda de empleo a través de la web. Con el fin de facilitarte esta tarea, hemos seleccionado y agrupado los principales buscadores en la pestaña “Empleo en Burgos” de nuestro Escritorio virtual.

Curriculum vitae

Por otro lado, también puedes encontrar numerosos servicios que te pueden ayudar a elaborar correctamente tu currículum vitae [CV]. Es el caso de webs como Curriculums vitae, Modelocurriculum.net o Tucurriculum.es, que ofrecen numerosos consejos y plantillas. También existen servicios para la generación en línea de nuestro CV, con opciones como la de Guía de Empresas, la de Express-cv o la de Onlinecv. El Ministerio de Economía y Competitividad, en coordinación con la FECYT, ha puesto en marcha el Curriculum Vitae Normalizado [CVN], un estándar aceptado para la práctica totalidad de acciones gestoras de I + D + I. Por su parte, la plataforma EuroPass permite la redacción de un CV que, combinado con el Pasaporte de Lenguas (una herramienta para autoevaluación de las destrezas y cualificaciones lingüísticas), te facilitará la obtención de empleo dentro de las fronteras europeas. Incluso existen servicios como Tumeves.com que permite la difusión de videocurrículums.

Redes sociales

Sin embargo, la potencia de Internet para la obtención empleo se incrementa día a día gracias a la expansión y consolidación de las redes sociales. Cada vez son más empresas que utilizan estas plataformas, porque son un canal sencillo, ágil y económico para efectuar un proceso de selección de candidatos: apenas requiere inversión, permite conocer aspectos más personales de los aspirantes (analizando sus relaciones, publicaciones y comentarios) y, además, resulta un procedimiento muy discreto, puesto que utiliza la información que el demandante publica libremente en Internet.

Ciertamente, son los jóvenes (cuya formación se ha realizado ya en plena “era Internet”) y los profesionales de cualificación media o alta quienes están mejor posicionados e inicialmente cuentan con las habilidades necesarias para obtener mayor éxito a la hora de buscar empleo a través de las redes sociales en Internet; pero, en el fondo, esto no es tan diferente de lo que ocurre a diario fuera del “mundo virtual”, de modo cualquier desempleado debería considerar esta opción en su estrategia para alcanzar un puesto de trabajo.
La búsqueda de empleo a través de las redes sociales en Internet no es la panacea, sino que debe formar parte de un plan de marketing personal, de una estrategia que también debe tener en cuenta otros muchos canales: contactos reales, eventos profesionales, empresas de colocación… Debemos ser conscientes de que nuestros perfiles en las redes sociales forman parte de nuestra marca personal y que la huella que dejemos por Internet formará parte de nuestro curriculum vitae (querámoslo o no) y puede ser determinante en un proceso de selección.

Por supuesto, debemos escoger las redes sociales apropiadas para estar presentes. Cada vez son más las redes sociales tejidas en Internet, y no pocas las dedicadas a la obtención de empleo: Viadeo, Wiseri, Xing… Si existe alguna red especializada en nuestra área de conocimiento o experiencia (ya sea lo tuyo la dirección de empresas o la gestión de recursos humanos, te interese el mundo jurídico, el de la comunicación, la fotografía, la medicina o la agro-alimentación y el medio ambiente…), deberemos contar con un perfil en ella. Pero en todo caso no debemos olvidarnos de otras redes sociales generalistas. Sin duda alguna, la más conocida es LinkedIn, en la que conviven los perfiles personales con los de empresa, grupos de debate… Evidentemente, es imprescindible redactar en esta plataforma un curriculum vitae que describa a la perfección de nuestras habilidades y experiencia, pero debemos evitar algunos errores y tentaciones que pueden reducir nuestro éxito:

  1. Incluye una fotografía actual y profesional: los perfiles con fotos son vistos siete veces más que los que no la tienen, pero se debe evitar la desconfianza que generan las imágenes excesivamente elaboradas o artísticas.
  2. No exageres ni mientas respecto a nuestra educación y formación, datos cuya comprobación resulta cada vez más fácil.
  3. Descríbete con frases llamativas y originales, pero que se ajusten a la realidad: «gerente de ventas dinámico y entusiasta en la toma de riesgos» siempre será mejor que simplemente «agente de ventas».
  4. Explota tus habilidades mediante el empleo de palabras clave que faciliten tu localización en la base de datos.
  5. Sé honesto: nunca digas que has trabajado con alguien a quien no conoces, porque esta actitud reduce aún más tus posibilidades reales.
  6. Busca contactos próximos que te puedan ayudar en tu carrera: si no estás desempleado, puede resultarte más fácil que un directivo de tu propia empresa te acepte entre sus contactos, lo que, además de establecer un vínculo que quizá te favorezca en caso de un reajuste de plantilla, puede serte de utilidad en caso de despido.
  7. Busca recomendaciones de quienes puedan alabar tus cualidades profesionales: es más, piensa qué es lo que quieres que digan de ti y coméntalo con aquellos compañeros y superiores que puedan recomendarte, pero en ningún caso les presiones.
  8. Participa en los foros de debate existentes en la propia red conforma a tus formación a intereses, empleando siempre un tono correcto y constructivo; y si no existe ninguno que se te ajuste, créalo.
  9. No muestres tu desesperación: la serenidad es un activo que las empresas buscan entre sus empleados.
  10. Mantén actualizada toda la información y, muy especialmente, los datos de contacto.

Aunque no sea una red profesional, podría decirse que (al menos de momento) Facebook es la red social por excelencia, de manera que puede ser muy útil en nuestra búsqueda de trabajo. Ten en cuenta que Facebook no está diseñado para objetivos laborales, sino para compartir amistades, gustos y sentimientos. Por lo tanto:

  1. si además utilizas Facebook para tus relaciones personales, no olvides que evitar ofrecer una imagen que, aunque sea compartida por tus amigos, pueda provocar rechazo entre tus potenciales empleadores: sé discreto con tus fotografías, notas y comentarios, utiliza un lenguaje correcto…
  2. en todo caso, cuida las opciones de privacidad: hay que tener cuidado con lo que se difunde de manera pública, pero perfiles excesivamente cerrados generan desconfianza entre los reclutadores
  3. refleja en tu perfil tus cualidades de manera sincera, sin artificialidad ni complejos, y cuida el diseño para obtener un acabado digno y limpio
  4. utiliza el buscador introduciendo frases del tipo «se buscan diseñadores»: la plataforma mostrará los resultados encontrados en la web (a través del buscador Bing) y en las publicaciones de nuestros amigos
  5. más importante aún que te hagas fan de las empresas en las que te interese trabajar porque, además de que muchas de ellas utilizan esta plataforma para anunciar sus puestos de trabajo vacantes, ofrecen muchos datos sobre su marca (objetivos, estrategia, talante…) que pueden serte de utilidad en caso de que participes en un proceso de selección
  6. aprovecha las aplicaciones integrables para explotar aún más la potencia de esta red social: emplea aplicaciones como My Linkedin Profile para adjuntar tu perfil profesional, SlideShare para compartir tus habilidades, BranchOut para crear un perfil puramente profesional y localizar puestos de trabajo basados en nuestras habilidades, BeKnown para tejer una red de contactos profesionales (manteniendo separadas sus actividades de tu vida personal en Facebook)…

Por último, aunque no se trate de una red profesional como tal, Twitter es una plataforma que no debe desdeñarse a la hora de buscar trabajo, a pesar de la limitación de sus mensajes a 140 caracteres. Quizá exija un seguimiento mucho más activo que otras, pero a cambio ofrece una gran agilidad de comunicación. También aquí deberíamos tener presente lo hasta ahora dicho, pero debemos ajustar nuestra estrategia a sus peculiaridades:

  • Si es necesario, crea un perfil específico con el objetivo de conseguir empleo, manteniendo otros para tus relaciones informales.
  • Utiliza tu verdadero nombre en el de tu usuario; en cualquier caso, es conveniente que tu nombre y apellidos aparezcan en la descripción de tu perfil.
  • Especifica tus habilidades en la descripción de tu perfil.
  • Pero no abuses de la autopromoción.
  • Sigue los perfiles de servicios de empleo, así como a las empresas que te interesan y a sus directivos.
  • Debes tener preparado un “discurso” de menos de 140 caracteres para “venderte”, señalando tus éxitos o el valor añadido que puedes aportar a la empresa a la que te diriges.
  • Ten una versión digital de tu currículum vitae para poder enviarlo a través de servicios como TweetCube o TwitDoc.
  • Pide ayuda a tus contactos en esta red e interactúa con los demás sin rudeza.
  • Menciona las cuentas en Twitter de las empresas que pueden ofrecer referencias sobre tu experiencia laboral.
  • Retuitea noticias de tu sector profesional.
  • Sé pragmático y simple, no recargues tus tuits.
  • Emplea hashtags adecuados (#buscotrabajo, por ejemplo) y combínalos con otros sobre el tipo de empleo o la ubicación preferida para redactar una demanda de empleo coherente.
  •  Enlaza tus tuits de demanda de empleo con herramientas y plataformas que puedan ofrecer más información sobre ti: tu bitácora, tu perfil en LinkedIn

Otras herramientas

Uno de los riesgos que corremos a la hora de utilizar las redes sociales para buscar trabajo es la dispersión de la información en múltiples plataformas lo que nos exigirá un mayor esfuerzo para mantenerlas actualizadas y sincronizadas. Por eso resulta muy conveniente no desperdigar nuestros datos en múltiples perfiles, seleccionar una plataforma principal y vincular o enlazar a ella las restantes. Plataformas como About.me facilitan enormemente esta tarea, puesto que podemos aglutinar todas las cuentas y perfiles que nos interese difundir entre nuestros potenciales empleadores en una única URL o dirección web.

Por otro lado, existen numerosas herramientas que a partir de nuestros perfiles en algunas redes sociales permiten generar unos CV mucho más vistosos y originales. Vizualiza.me genera una infografía con los datos de estudios y formación, la trayectoria profesional u habilidades del usuario, así como las recomendaciones de otras personas o el número de contactos de su perfil en LinkedIn; CVGram.me y Resumup combinan los datos de los perfiles en LinkedIn y Facebook, mientras que DoYouBuzz emplea los de Facebook o Viadeo, permitiendo incluso la creación de currículums web con imágenes y vídeos.

Consejos finales

En cualquier caso, no lo olvides:

  • Sé constante y dedícale tiempo.
  • Observa lo que hacen los demás, fíjate en su estrategia y aprende.
  • Participa, opina, amplía tu red de contactos, véndete.
  • Busca, no esperes a que te encuentren.
  • Cuida la imagen que quieres transmitir, atendiendo incluso a detalles que te puedan parecer intrascendentes (como el empleo de nicks en tu dirección de correo electrónico, etiquetado de fotografías en actitud poco profesional…).

Fuente:   http://www.aytoburgos.es/biblioteca/noticias-y-avisos/buscas-empleo-aprovecha-internet

Close
Síguenos en FACEBOOK y TWITTER
Presiona cualquier botón y recibirás información DIARIA sobre OFERTAS DE TRABAJO, CURSOS, BECAS, OPORTUNIDADES DE EMPLEO, AUTOEMPLEO....
Social PopUP by Timersys
A %d blogueros les gusta esto: